top of page

¡Llegó el verano!




Para muchos estudiantes, la llegada del verano significa el fin del año escolar, vacaciones y diversión; pero para muchos de los padres (incluyendo madres y/o guardianes) es motivo de preocupación e indecisión debido al dilema de donde dejar responsablemente a sus hijos/as mientras trabajan. Algunos padres pueden planificar sus vacaciones laborales para viajar con sus hijos/as y así enriquecer sus experiencias de manera familiar y segura. Sin embargo, hay muchos padres cuyos trabajos u horarios no se lo permiten, y aquí es donde comienza la preocupación.


Durante las vacaciones de verano, los estudiantes tienden a perder algunos de sus hábitos de estudio o conocimientos adquiridos previamente. Por eso, los padres necesitan evaluar con suficiente anticipación qué es lo mejor que se le puede ofrecer al estudiante para mejorar o enriquecer su educación; también es una oportunidad para explorar áreas extracurriculares como la pintura, la música, el baile, etc.


El mejor consejo para los padres que buscan actividades efectivas y bien supervisadas para sus hijos es solicitar la recomendación de sus maestros y consejero escolar. Para ello, sería conveniente tener una reunión con ellos mucho antes de que las clases culminen. Por ejemplo: ¿necesita el estudiante mejorar en Matemática u otra asignatura? O, ¿sería más beneficioso una preparación específica para los exámenes estatales?; ¿sería importante practicar o reforzar algunas de las destrezas consideradas débiles para evitar dificultades en el próximo año escolar? Etc. Estas recomendaciones deben ser consideradas por el estudiante y sus padres a partir de la escuela media, ya que es en esta etapa cuando se enfatiza la preparación para futuras oportunidades de estudio que ayudarán al estudiante en su futura profesión.


Recuerde que el primer paso es investigar lo que ofrece o recomienda la escuela, así como también pregúntele a su hijo/a si tiene otras áreas de interés. Hay veces que las escuelas tienen “Campamentos” o “escuela de verano” que pueden incluir comida; estos campamentos suelen llevar a sus hijos/as a excursiones locales o tienen presentaciones de personas importantes de su comunidad. Estos campamentos también fomentan el ejercicio físico, que es de gran importancia para los jóvenes. En la escuela secundaria los programas de educación especial, “Magnets” y de ROTC (Reserve Officers' Training Corps) también ofrecen campamentos de veranos para sus estudiantes.


Además, en nuestra comunidad local existen muchísimas opciones. Haga una búsqueda en internet usando palabras claves, tales como “Summer Camps in Orlando” o en el área que le convenga. Póngase de acuerdo con sus amistades o familiares, y túrnense para llevar a sus hijos/as a los programas de verano y así se les hace mucho más fácil y divertido para todos



Comentarios


bottom of page